Historia de la FIGO

La FIGO pasó de ser una organización que representa a 42 sociedades nacionales, que asistieron a la reunión fundadora del 26 de julio de 1954 en Ginebra, Suiza, a una organización verdaderamente mundial. 

El Profesor Hubert de Watteville, nacido y educado en Berna, Suiza (1907-1984), fue el "padre fundador" de la FIGO, una figura carismática, considerado como un excelente ginecólogo y obstetra por muchos pacientes locales y extranjeros, entre los que se encontraban celebridades. Su trabajo se concentró en la endocrinología y en la ginecología psicosomática.

R Borth, un colaborador cercano de Watteville en Ginebra, escribió (1993):Profesor Hubert de Watteville, el "padre fundador" de la FIGO“His compassionate interest in improving the healthcare for women and children in the Third World engaged his energies to the end ...

‘Al recordarlo, el hombre del Renacimiento es la primera expresión que me viene a la mente. Aparte de su capacidad profesional, tenía una amplia gama de intereses y conocimientos: la ciencia, música, bellas artes y política. La conversación con él sobre prácticamente cualquier tema siempre fue cautivante y a veces gratificante…

‘Si bien bromeaba con que era el primer miembro de su familia con un trabajo decente (su padre Moritz von Wattenwyl fue coronel del ejército suizo), estaba orgulloso de sus orígenes y disfrutaba del papel que desempeñaba en organizaciones y sociedades internacionales, pero su estilo de vida personal continuó siendo simple y modesto. Su interés compasivo por mejorar la atención de la salud de mujeres y niños del Tercer Mundo captó sus energías hasta el final.'

En 1978, De Watteville describió el proceso de fundación de la FIGO de la siguiente manera: ‘Antes de que se creara la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia, los congresos internacionales se habían realizado en 1898 en St Petersburg y en 1938 en Amsterdam. En Amsterdam, se decidió realizar otro congreso mundial en 1942 en Berna, Suiza, pero debido a la Segunda Guerra Mundial, esto fue imposible. En mayo de 1950, el Profesor Fred Adair de Chicago y el Profesor Howard C. Taylor Jr de Nueva York organizó un congreso de obstetricia y ginecología en Nueva York al que asistieron una gran cantidad de invitados extranjeros. Este congreso fue el último de una serie de congresos realizados en los Estados Unidos por el Dr. Adair, bajo los auspicios del Comité Americano sobre Bienestar Materno (el antecesor de la ACOG), y fue diseñado por él como el Cuarto Congreso Americano y el Primer Congreso Internacional de Obstetricia y Ginecología. Durante este congreso, se decidió crear una Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia. Esta federación se encargaría de organizar los congresos mundiales a intervalos regulares, y el primero se llevaría a cabo en 1954, de ser posible, en Suiza. La reunión de fundación de la FIGO se realizaría en este congreso de 1954. Se solicitó al Dr. F L Adair (EE. UU.) y el Dr. H C Taylor (EE. UU.), el Dr.  L Gérin - Lajoie (Canadá), el Dr.  F Ch van Tongeren (Países Bajos) y a mí (H de Watteville, Suiza) que preparásemos la versión preliminar de la constitución. La Sociedad Suiza de Ginecología aceptó la responsabilidad de organizar el Congreso Mundial, eligió a Ginebra como sede y me designó como presidente del Congreso.’

De Watteville murió el 14 de febrero de 1984 en Ginebra.

 
Desde 1991, los Congresos Mundiales de la FIGO realizan una charla especial De Watteville, organizada en forma conjunta entre la FIGO y la Federación Internacional de Sociedades de Fertilidad (International Federation of Fertility Societies, IFFS).    


(Fuente: ‘The History of FIGO on the occasion of its 50th anniversary, July 25-30, 2004’)

 

Reunión de fundación, 1954Foundation Meeting
 
 
 bosquejo dibujado durante el primer Congreso, en Ginebra 1954

Reunión de fundación, 1954

Hubert de Watteville: bosquejo dibujado durante el primer Congreso, en Ginebra 1954