La hemorragia posparto, o HPP, es una gran pérdida de sangre después del nacimiento de un bebé (más de 500 ml o 1000 ml). Cada día, aproximadamente 830 mujeres mueren por complicaciones del embarazo y el parto y la HPP es la principal causa. La mayoría de estas muertes son prevenibles. Una intervención esencial para reducir este número, y las decenas de mujeres que viven con consecuencias a corto y largo plazo como resultado de la HPP, es el compromiso de capacitar y equipar a los profesionales de la salud que atienden a las mujeres durante el parto.